Bicicleta en el almacén de Praga.

Esta iniciativa supone un primer y muy importante paso en el proyecto de conseguir una “zona de entrega libre de emisiones", que el operador logístico planea implementar en el centro de la ciudad de Praga.

Dachser ha lanzado un proyecto piloto en la República Checa para suministrar el centro de la ciudad de Praga con bicicletas eléctricas. Las nuevas instalaciones "Depot.Bike", ubicadas en la estación de metro de Floren de la capital checa, dan servicios de aparcamiento y de recarga para las bicicletas.

De esta manera, Dachser se vale de su gran experiencia en la puesta en marcha de métodos de entrega alternativos para la recta final de su servicio de transporte en grandes ciudades europeas, como París, Málaga y Stuttgart. Este proyecto piloto en la República Checa se está probando con bicicletas eléctricas, bajo condiciones reales de tráfico en Praga, preparándose, de esta forma, para futuras restricciones que puedan existir en cuanto a tráfico en el centro de la ciudad. Dicho de otra forma, el servicio se está preparando para poder operar de forma real ante todo tipo de escenarios, de la forma más rápida, efectiva y segura posible.

Como proveedor de logística que trabaja a nivel mundial, Dachser, con sede central en Alemania, es una compañía que se caracteriza por adaptar continuamente sus procesos y servicios a los últimos progresos, así como a los cambios sociales y demográficos que se suceden en los grandes centros urbanos. Uno de los factores que impulsan la decisión de llevar a cabo estas iniciativas es el gran aumento actual de tráfico que sufren las grandes ciudades, el impacto ambiental asociado y la consecuente reducción de la calidad de vida de los residentes. Ante esta situación, muchas grandes urbes implantan restricciones de acceso a su casco antiguo o centro, estableciendo limitaciones, por ejemplo, a vehículos diésel muy antiguos o altamente contaminantes, como ya ocurre en ciudades como Madrid.

"El departamento central de Investigación y Desarrollo de Dachser se encarga de analizar proyectos de conducción alternativos para vehículos, proponiendo nuevas iniciativas para lograr entregas libres de emisiones, en el marco de la logística en las grandes ciudades”, explicó Jan Pihar, Managing Director European Logistics de Dachser en República Checa. Añadió que, por esta razón, “como empresa, contamos con una amplia experiencia en el uso de bicicletas eléctricas para la entrega de mercancías en muchas ciudades europeas, por lo que la decisión de poner en marcha un proyecto piloto también en Praga era un paso obvio”. Una vez más, el operador se adelanta a las normativas puesto que la ciudad aún no ha impuesto restricciones de entrada al centro de la urbe.

Preparándose para “DACHSER Emission-Free Delivery”

En la fase piloto del proyecto, Dachser planea asegurar entregas en las zonas peatonales del barrio 1 de Praga, donde se encuentran gran parte de las atracciones turísticas de la capital. Todas las mañanas, desde la delegación de Dachser en Kladno, ubicada a unos 30 km al oeste de Praga, los camiones entregan las mercancías diarias en el Micro-Hub de Depot.Bike en el centro de la ciudad. A partir de ahí, las entregas se efectúan de forma individual con la bicicleta eléctrica de carga.

En fases posteriores, se espera que el concepto se extienda gradualmente a otros barrios de la ciudad, como Praga 4, Praga 5 y Praga 7, donde contarán asimismo con camiones eléctricos, que apoyarán a las bicicletas para la entrega de palés pesados y paquetes voluminosos. Los principales destinatarios de estos envíos serán tiendas de moda, farmacias y establecimientos de suministros médicos, así como comercios DIY, de bricolaje y decoración. "La sustitución gradual de los pequeños vehículos de reparto convencionales es una solución sostenible para aliviar el tráfico en Praga y mejorar el grave problema de la contaminación. Nos gustaría contribuir activamente a ello, pues es una parte importante de nuestra estrategia corporativa", continuó Pihar.

Para este importante y ecológico proyecto, Dachser va a utilizar bicicletas eléctricas de la empresa Velotaxi Bring. Estos ebikes disponen de un espacio de carga de 0,4 metros y por lo tanto pueden llevar una mercancía equivalente a un europalé cargado a una altura de 1,2 metros, y un peso máximo de 250 kg. En un principio, las bicicletas solo se utilizarán para entregar envíos empaquetados en cajas, pero en el futuro la compañía también cuenta con utilizar palés que se vayan desempaquetando poco a poco a lo largo de la ruta de entrega. Al final, estas iniciativas culminarán en la obtención de una zona DACHSER de "entrega libre de emisiones", que integra varios tipos de vehículos sostenibles, como parte de un concepto global inteligente. El proyecto piloto se evaluará continuamente, junto con el operador del mencionado micro-hub, un experto en bicicletas electrónicas ekolo.cz y contará, además, con la cooperación de la TSK de Praga (Administración Técnica de Carreteras) y el Instituto de Planificación y Desarrollo de Praga. Los primeros resultados se esperan después de seis meses de puesta en práctica.

Miércoles, 9 Diciembre 2020 - 11:06